Publicidad

Can Eduardo

Publicidad




Albert Torres, bicampeón de europa de ciclismo en pista

Albert Torres ha revalidado su título de campeón de Europa de omnium ganando el último sprint… en el que no puntuaba ninguno de sus rivales. Ni siquiera el mismo corredor se lo creía y solamente cuando le felicitó Julius Johansen, al que había desplazado, se percató de su condición. Su fe en que tenía que jugarse el todo por el todo en esa última baza y que sus rivales no tuvieran las mismas fuerzas -o convencimiento- que él, hizo que ganase el oro con 142 puntos frente a los 140 del danés y los 137 del francés Benjamin Thomas. Así fue el desenlace Antes de esa prueba de puntuación, Torres comenzaba con una tercera posición en el scratch, en el que se imponía Johansen ganando vuelta, jugándose el resto de plazas en el sprint en el que el español solamente era superado por el griego Cristos Volikakis. “Sensaciones buenas y resultado muy bueno, porque es importante comenzar bien”, declaraba en Twitter el menorquín a su ‘manager’ de comunicación desplazado a Berlín.En la ‘tempo race’, cuarta plaza para el español, tras Thomas, Johansen y Lyndsay De Vylder (Bélgica). Los cuatro ganaron vuelta en una prueba en la que “Thomas ha estado muy fuerte y a Johansen hay que comenzar a tenerle en cuenta para el final. Es un buen resultado y ahora toca descansar para la eliminación, que siempre es una prueba con muchos nervios”, comentaba el defensor del título continental, que se colocaba segundo, a apenas 8 puntos del danés, campeón del mundo junior de carretera hace pocas semanas. La eliminación supuso un jarro de agua fría ya que Torres caía muy pronto por un despiste, un exceso de confianza, ya que estaba algo encerrado, quiso salir hacia fuera, se quedó algo retrasado… y no pudo remontar posiciones por lo que terminaba 14º, en una prueba que se llevaba el polaco Szymon Sajnok por delante de Thomas. “Es una situación que te encuentras en carrera y muchas veces resuelvo, pero hoy no ha sido así”, indicaba, añadiendo que lo mejor era “el poco desgaste que he tenido por lo que me podré emplear en la puntuación al máximo”. Y es que la última carrera prometía ser muy reñida, ya que el español caía a la quinta plaza de la general, con 84 puntos, aunque empatado con el sexto y séptimo, el italiano Simone Consoni y De Vylder. Por delante Johansen (110), Sajnok (94), Thomas (92) y el irlandés Felix English (88). Un pañuelo.Apenas se llevaban 23 vueltas cuando Torres se lanzaba para ganar una vuelta que le permitiría acceder hasta la segunda plaza de la general, contando además con los cinco puntos que se llevaba en ese sprint. Con el danés poco activo, pero con una renta suficiente, el más peligroso para el español era el francés Thomas, que incluso le llegó a rebasar en la general provisional, con Sajnok por detrás como amenaza cierta.En el penúltimo sprint conseguía ‘alejarse’ del polaco, aunque Thomas se le iba a cinco puntos. Pero ese sensacional ataque, pleno de confianza y de coraje, no sólo le suponía asegurar el podio, sino terminar en lo más alto

Deja un comentario