Publicidad

Can Eduardo

Publicidad




Derrota injusta de un Atlético Baleares que mereció algo más.

Formación del Atlético Baleares. FOTO: ATB:

Tres semanas después de su último compromiso, el Atlético Baleares regresaba hoy a la competición pendiente de evaluar los daños del brote de COVID-19 y que ha sacudido tan fuerte a su plantilla.

Los blanquiazules han caído por la mínima ante su parroquia frente un bien cimentado Sanse. Los madrileños han sacado petróleo de su única oportunidad clara al marcar en el minuto 87 en una acción a balón parado que llevaba la firma del central Ofoli Quaye tras un gran centro de Gavilán. El conjunto de Jordi Roger ha visto cómo les anularon dos goles y terminaba sufriendo su tercera jornada sin ganar y el primer tropiezo grave en el Estadio Balear. Los blanquiazules con muchas novedades y debuts han arrancado el partido con ímpetu y ganas, un remate de cabeza de Armando Shashoua que hoy debutaba como TITULAR y un disparo desde fuera del área de Marcos Baselga también hoy debutante desde el inicio han sido los primeros avisos de los locales en una primera parte sin mucha historia.

Tras el paso por los vestuarios el cuadro blanquiazul salió con una marcha más el doble cambio ha ganado en calidad. Coro y Vinicius han elevado el potencial atacante de los locales y en dos minutos el ex de Botafogo ha obligado a Felipe a lucirse para repeler un tiro cruzado. Casi a renglón seguido los mismos actores han protagonizado una acción de gol tras un nuevo saque de esquina en el que un acelerado Vinicius Tanque ha empujado sobre la línea un tiro de Coro que ya entraba provocando el fuera de juego.

En los últimos compases de partido y con un Atlético Baleares volcado Coro muy voluntarioso ha vuelto a toparse con Felipe Ramos al recibir inteligentemente un balón de oro de David Haro al interior del área. Otro saque de esquina ha terminado con otro gol anulado a los locales por unas manos de Ferrone en el barullo previo al cabezazo de Orfila en el minuto 83.

En definitiva derrota injusta, tal vez un empate hubiera sido más justo. Ahora toca pasar página y pensar en el choque del próximo miércoles en Valdebebas un partido que no se puede perder.

Atlético Baleares: Juan Carlos, Acosta (Ferrone, m. 80), Olaortua, Orfila, Peris, Kako (Coro, m. 68), Armando, Alfonso (Cristian, m. 80), Pichín (Fito Miranda, m. 41), David Haro, Baselga (Vinicius Tanque, m. 68).

Sanse: Felipe Ramos, Carlos Barreda (Gavilán, m. 74), Ofiol, Carlos Portero, Cidoncha (Rubén, m. 66), Marcelo (Mario, m. 66), Arturo, Juanra, Fer Ruiz, Simón y Borja Sánchez (Barril, m. 89).

Árbitro: David Cambronero (Castilla La Mancha). Amonestó a Peris, David Haro y Cristian Pérez y al visitante Cidoncha.

Gol: 0-1, Ofoli, m. 87.

Incidencias: Unos 1000 espectadores se dieron cita en el Estadi Balear. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Deja un comentario