Dos errores condenan al Atlètic Balears en el derbi

Un instante del partido entre Atlètic y UD Ibiza/ Amador Magraner/ATB

El partido estuvo cargado de mucha tensión. El Ibiza salió más enchufado el primer cuarto de hora. Bien colocado, llevaba la iniciativa. En el minuto 17’ llegaría la primera de las dos jugadas desgraciadas que decidirían a la postre el partido. Kike López, que regresaba a la que fuera su casa las últimas 4 temporadas, coge un balón en la frontal, chuta con su pierna menos buena, la zurda, flojo y por el centro de la portería sin ningún peligro. La mala suerte hace que Manu pare el balón sin aparentes problemas para que luego se le escurra inexplicablemente y entre llorando en la portería. Sí celebró Kike el gol sacándole brillo a su bota poniendo el pie en la rodilla de Raí. El gol desafortunado dejó al equipo muy tocado, casi KO. En el 19’ Rodado lo intentó de lejos fuera. El delantero mallorquín fue incordio todo el partido para la defensa, presionando y chocando, aunque siempre estuvo bien marcado por Pedro y Vallori. En el 27’ Rodado volea alto en el punto de penalti tras buen centro de Borja. En el 29’ el central Mariano remata flojo de cabeza en un córner a las manos de Manu. Le costó un cuarto de hora reaccionar. El doble pivote Villapalos – Rovirola cortaba pero no creaba y costaba sacar la pelota jugada con Haro e Itu lejos del protagonismo habitual con el balón que suelen tener. En el 30’ buena jugada colectiva que acaba con un chut flojo de Itu con la zurda a las manos del portero visitante. En el 31’ pudo llegar el empate. Pase al segundo palo para Alberto Gil, que controla y chuta seco en buena posición, pero Germán para en una gran intervención. Clara ocasión. Alberto fue el único que lo intentó en el uno contra uno en la primera mitad. En el 36’ Javi Lara remata dentro del área flojo a las manos de Manu. El partido se calentó con algunas tarjetas amarillas y reproches entre banquillos y el colegiado expulsaría a Íñigo Arriola con roja directa. En el 40’ el ATB saca rápido una falta ante el desmarque de Gabarre pero su chut potente al primer palo se topa con un Germán bien colocado para que rechace. Con el 0-1 se llegaría al descanso.

En la segunda parte se vio a un Ibiza cómodo, muy bien a nivel defensivo esperando su oportunidad a la contra. El ATB lo intentó más con el corazón que con fútbol combinativo. No fue el día de la fluidez. Manix movió banquillo y dio entrada a Jorge Ortiz, que jugaba tras dos meses lesionado, retirando a Rovirola. Y se notó. El toledano tuvo varias acciones de uno contra uno desbordando que levantaron la grada. En el 59’ un centro desde la banda en el que duda Germán acaba con un cabezazo de vaselina de Haro que se fue fuera por poco. Manix dio entrada en el 70’ a Samuel Shashoua por Alberto Gil. El británico jugaba con la camiseta balearica 8 meses después, tras el 30 de junio último partido ante el Mirandés. La desgracia llegaría doblemente en el 74’, en un pase largo sin ningún peligro del Ibiza en el que falla la comunicación entre Peris y Manu, que sale de su portería con la mala fortuna que el lateral falla en el despeje y lo introduce en su portería. Mala suerte de Peris, que la noche antes había perdido a su abuelo. El segundo gol fue una losa. Manix daría entrada a Arturo pero el ATB casi ni llegaría el último cuarto de hora, solo un remate de Arturo fuera y muchos centros en intentos sin inquietar a Germán. Tampoco el Ibiza generaría nada, que obtuvo un botín de oro en dos errores puntuales del equipo. Al final 0-2 y el ATB que sigue líder pero ahora a solo dos puntos del Ibiza y tres del Atlético de Madrid B.

Publicidad

Deja un comentario