Publicidad

Can Eduardo

Publicidad




Dura derrota del Iberostar Palma ante el Cafés Candela Breogán

El IBEROSTAR Palma ha caído hoy en la complicada pista de un intratable Cafés Candelas Breogan por un duro resultado de 93 a 80 en un partido en el que no tuvo opciones de victoria.
Abierto inicio de partido en el que ambos equipos saltaban a pista con mucho descaro y buscando rápido el aro rival. El IBEROSTAR Palma realizaba un primer parcial, pero el potencial ofensivo del conjunto local salía a relucir para ponerse por delante de forma ajustada en los primeros cinco minutos con un resultado de 12 a 10.
Trágica segunda mitad del primer cuarto en el que el exceso de faltas personales castigaban al conjunto mallorquín con tiros libres constantemente, cosa que junto al gran físico de los jugadores locales llevaba a que Breogan mandase cómodamente durante todo el final del tercer cuarto y un tiro de muy lejos de Cristian Díaz al final del primer cuarto que los árbitros daban por buen dejaba un duro 28 19 al final de los primeros diez minutos. Segundo periodo en el que para desgracia del IBEROSTAR Palma, se mantenía la misma dinámica que el final del primer periodo, muchas manos en la defensa local y los mallorquines tenían muchos problemas para encontrar su juego. Los locales gracias a un ataque muy vertical y su dureza en el rebote ofensivo llevaban a ampliar su diferencia a 39 a 22 a falta de 6.30 para llegar al descanso. Los de Xavi Sastre mejoraban tímidamente en ataque, pero seguían sin contener un enchufado ataque del equipo (55’5% en triples) local que llevaba a la primera mitad con un resultado de 53 a 35. Segunda mitad en marcha y el Cafés Candelas Breogán no daba tregua, anotaba todos los tiros que salían de sus manos y no daba respiro a un IBEROSTAR Palma que no pasaba por un buen momento. Los locales ampliaban su ventaja a falta de 4 minutos para el final del tercer cuarto con un marcador de 71 a 46. La situación no mejoraba en el tramo final del tercer periodo, los mallorquines presentaban problemas para frenar a sus jugadores interiores en la pintura y estos hacían valer su potencia física junto con el acierto impecable de sus tiradores para ampliar la ventaja al final del tercer cuarto por un resultado de 84 a 48. Último cuarto con el partido sentenciado, pero en el que el IBEROSTAR Palma seguía peleando, la defensa mejoraba y el equipo empezaba a encontrar mejores tiros, con un ataque vistoso que permitía al conjunto mallorquín recortar distancias notablemente para llegar al resultado final de 93 a 80.

Deja un comentario