• Publicidad




    Publicidad

El Iberojet Palma pierde el segundo partido ante el Covirán Granada

Fran Guerra, intentando anotar en el partido ante el Granada/BAHIA SAN AGUSTÍN

Encuentro de alto voltaje en el Palau d’Esports de Son Moix. El Iberojet Palma luchó hasta el final con una afición entregada pero terminó cayendo en la prórroga por un resultado ajustado de 83 a 88.Inicio de partido muy abierto, sin que nadie tuviera el control de partido pero con un Iberojet Palma muy enchufado desde el triple. Con esa gran arma, el conjunto mallorquín aguantaba siempre por delante en el marcador y lograba cerrar los primeros diez minutos de partido con un favorable marcador de 25 a 24.En el segundo periodo los de Félix Alonso parecían coger el mando del encuentro y lograban colocarse a seis puntos (41-35) a falta de 3:06 para el descanso. Los visitantes no se querían dar por vencidos y con una defensa muy intensa, volvía a acersarse recortando la diferencia hasta el 45 a 43 final. Tercer cuarto en juego y parecía que a los locales se le habían secado las ideas. Ataque espeso y con poco acierto y fluidez que no lograba avanzar delante una defensa granadina con un nivel de dureza extremadamente alto. Los minutos pasaban y el conjunto visitante iba ampliando la diferencia considerablemente sin que los mallorquines pudieran hacer nada para frenar al ataque de un Covirán Granada acertado.

Quedaban 2:57 para el final del periodo y la diferencia era de 14 puntos (50-64), manteniéndose siempre con esa cómoda renta hasta el 56 a 71 del final del tercer cuarto.Último cuarto en juego y cuando parecía que todo estaba perdido apareció el Sí, se puede de un Palau d’Esports de Son Moix entregado a la causa. La afición apretaba mucho y el Iberojet Palma subió líneas defensivas, poco a poco iba recortando diferencias y un triple de Carles Bivià permitía al equipo bajar de los 10 puntos de diferencia (62-71) a falta de 8:39 para el final.Equipo y afición eran uno y los de Félix Alonso contagiados por su gente se mostraban entregados a la causa. 5 puntos de Erik Quintela después de una gran remotaban colocaban al equipo por delante con un 76 a 74 y Fran Guerra marcaba distancia con dos tiros libres para dejar un 78 a 74 a falta de poc omás de 3 minutos para el final. Granada no se daba por vencido y empataba el partido a 78, pero una bandejita marca de la casa de Álex Hernández colocaba un 80 a 78 a falta de 15 segundos para el final del partido.Tiempo muerto visitante y Devin Wright aprovechaba una segunda oportunidad para empatar a 80 y llevar el encuentro a la prórroga. En el tiempo extra las fuerzas parecieron apagarse y de nuevo apareció la sequía anotadora. Granada se puso arriba con un triple inicial de Carlos Cobos y aguantó por delante ante el desacierto local hasta llegar al resultado final de 83 a 88.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.