• Publicidad




    Publicidad

El Iberostar Palma pierde con el Melilla y es colista de la LEB Oro


El Iberostar Palma ha caído hoy ante uno de los rivales más fuertes de la competición, el Club Melilla Baloncesto, por un resultado de 57 a 69 en un part en un partido que disputaron hasta el final a pesar de todas las adversidades en un partido que se prensentaba complicado para el conjunto mallorquín debido al estado de la plantilla, con un Ben Mockford que había pasado por un duro proceso gripal en los últimos días, un Rafa Huertas tocado de su fascitis, Javi Medori con problemas en el tobillo y con la ya conocida baja de Joan Tomàs por sus problemas de rodilla. El inicio de partido fue para el conjunto visitante, que conseguía controlar el ritmo de juego gracias a un alto nivel de acierto liderados por un gran Mamadou Samb (7 puntos en el cuarto) que llevaba a su equipo a finalizar por delante 15 a 23 en los primeros diez minutos de partido.
En el segundo cuarto el dominio visitante se mantenía y los de Alejandro Alcoba ampliaban diferencias en el marcador en el primer tramo de periodo, situándose esta por encima de los 15. La reacción mallorquina no tardaba en llegar con buenos minutos en ataque de Gediminas Zyle, reduciendo la diferencia a solo 11 puntos a falta de 1:37 para el descanso y llevando al entrenador visitante a pedir tiempo muerto. Esta reacción no pudo tener continuidad y los visitantes volvía a irse al descanso dejando un duro 27 a 43 en el marcador.
Se reanudaba el partido y el equipo de Félix Alonso no quería darlo por perdido y se puso el mono de trabajo bien arropado por un Palau d’Esports de Son Moix que estaba entregado. Gediminas Zyle conseguía encontrar buenas opciones en el poste y con tiros de media distancia para convertirse en una auténtica pesadilla para la defensa rival y lideraba una remontada que dejaba al equipo mallorquín a solo 10 puntos a falta de 3 minutos para el final del periodo. En el tramo final, Melilla aguantaba el arreón local y conseguía aguantar el tipo cerrando el cuarto con un resultado de 46 a 57.
Último cuarto de partido, las cosas estaban complicadas pero el IBEROSTAR Palma seguía creyendo en sus posibilidades, la buena defensa ponía en problemas al Melilla y poco a poco se iba recortando la diferencia hasta que una canasta de Zyle daba máxima emoción al partido dejando la diferencia en solo 6 puntos (53-59) a falta de seis minutos para acabar el partido. Son Moix se volcaba con el equipo y el equipo seguía duro en defensa pero varios errores consecutivos y unos minutos de mucha calidad del base visitante, Dani Rodríguez, conderaron a un IBEROSTAR Palma que luchó hasta el final pero se quedó sin premio, cayendo por un resultado de final de 57 a 69.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *