Publicidad




El Palma Futsal arranca la segunda vuelta en Jaén

De los malos momentos se sale con con cabeza y esfuerzo. Primero es necesario asumir los errores, digerirlos y pensar en la mejor solución para superarlos y trabajar duro para conseguir la victoria y recuperar el estatus anterior siendo más fuerte si cabe tras la experiencia adquirida en el proceso. Es lo que trata de poner en práctica el Palma Futsal tras los últimos resultados negativos. Los de Antonio Vadillo han dejado escapar puntos importantes por errores propios y apenas han podido lograr un punto de los últimos nueve en juego. Esto ha hecho que la sensación haya cambiado, que hayan descendido de la tercera a la séptima posición y que las cosas se hayan complicado porque los rivales directos han cogido distancia pero en toda carrera de fondo lo importante es llegar a la meta. Los días de autocrítica y reflexión han servido para reconocer los errores y reunir a la familia para salir del bache cuanto antes a pesar de que varios de los miembros no puedan ayudar al grupo por lesión. El Palma busca el punto de inflexión que impulse al equipo y éste puede ser Jaén.
El conjunto balear visita este sábado, a las 18:30 horas, una de las pistas más complicadas históricamente para los isleños. El Jaén Paraíso Interior, uno de los rivales directos cada temporada en esa lucha por ser los destacados de la clase obrera del fútbol sala nacional, se crece en La Salobreja y tiene en casa un fortín del que es difícil escapar con puntos en el zurrón. Además, los andaluces atraviesan un buen momento y han aprovechado las dos últimas derrotas mallorquinas para auparse a la quinta plaza y distanciarse con cinco puntos de ventaja. En Jaén comienza la segunda vuelta de la temporada, una cuenta atrás de quince partidos en la que el Palma Futsal necesita cuanto antes una victoria para cambiar la tendencia y encontrar el punto de inflexión que les impulse a crear una dinámica positiva como la que tenían hace apenas un mes cuando eran terceros en la tabla. 

Publicidad

Deja un comentario