• Publicidad




    Publicidad

El Palma Futsal busca la final ante el Barcelona Lassa

El Palma, posando antes de salir rumbo hacia Barcelona/ Palma Futsal

El Palma Futsal está a cuarenta minutos de jugar su primera final de la Primera División y escribir la que sería la mayor página en la historia del fútbol sala balear. Solo queda un partido pero es el paso más difícil. El conjunto balear ha conseguido el logro de tener contra las cuerdas al gran favorito para el título de la mejor liga del mundo y se ha plantado en la última batalla con opciones de victoria. Será el duelo más difícil contra un rival avisado, herido y con la pista y el ambiente a favor pero los pupilos de Antonio Vadillo ya han demostrado con creces que se superan cuanto mayor sea la adversidad. Barça Lassa y Palma Futsal deciden este lunes (21:00 horas / IB3 y LaLigaSportsTV) quién luchará contra ElPozo Murcia FS por el título de la Liga. La batalla final será en un Palau Blaugrana entregado con los suyos pero que ya sabe de lo que es capaz el equipo balear, que empató en el primer partido de la eliminatoria y solo pudo ser derrotado en los penaltis. De hecho, el Palma Futsal alcanza el partido de desempate de la eliminatoria frente al Barça Lassa sin haber perdido ninguno de los dos partidos disputados en la eliminatoria tras la victoria por 3-1 del pasado viernes en uno de los mayores espectáculos deportivos y sociales que ha vivido el pabellón de Son Moix en toda su historia. El encuentro definitivo será bien diferente con un pabellón volcado con el Barça Lassa y en el que los aficionados del Palma Futsal estarán en clara minoría pero el equipo viaja con el calor recibido por la afición mallorquina en los últimos días y que ha cargado los depósitos de moral y confianza para afrontar el mayor desafío de los últimos tres años.

El partido llega en el mejor momento posible para el Palma Futsal. Cuenta con numerosos argumentos deportivos a su favor para pensar en positivo, desde el extraordinario rendimiento del equipo en los últimos dos meses, el gran nivel de forma físico o el momento que atraviesan gran parte de los jugadores. Los mallorquines han sido capaces de ganar tres partidos a Barça Lassa y Movistar Inter y empatar otro en los cuatro partidos que llevamos del playoff, una gesta a la mano de pocos equipos a día de hoy. Las estadísticas esbozan que el sueño de llegar a la final es realizable pero el vestuario balear no pierde la perspectiva y sabe que de poco sirven los datos si no se juega al máximo nivel frente al mejor equipo del mundo. Enfrente esperará un Barça Lassa que se juega la última bala para estar en Europa el año que viene ya que los dos finalistas son los que la siguiente temporada juegan en Europa, una motivación extra para el Palma Futsal de cara a este partido, y un equipo que sabe perfectamente que el rival que tendrá enfrente competirá hasta el último segundo lo que hará que el partido sea muy exigente para ambos.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.