Publicidad

Can Eduardo

Publicidad




El Palma Futsal, eliminado. Vadillo cierra su etapa como jugador y Juanito se despide

Punto y final a la temporada. El Palma Futsal ha bajado hoy el telón de otra campaña en la máxima categoría aunque no podrá jugar las semifinales por el título por tercer año consecutivo tras perder por 5-1 en el Palau Blaugrana ante el F.C. Barcelona Lassa. Los mallorquines tutearon a su rival hasta que Ferrao marcó el primero y el equipo balear acusó el golpe. Adiós a una temporada irregular pese a que se cumplieron los principales objetivos. Tras el 1-0 Dyego marcó de doble penalti para llevar a su equipo al descanso con un 2-0 favorable. Los baleares salieron del vestuario jugando con intensidad para reducir el marcador y facilitar la escalada de una montaña que comenzaba a ser infranqueable. Los mallorquines competían y dieron un paso al frente arengados por la necesidad de marcar para tener opciones de remontar el encuentro. Joselito abrió la puerta de la esperanza en un lanzamiento de falta directa que sorprendió a Paco Sedano.
El tanto dio fuerza a los baleares que jugaron sus mejores minutos a nivel ofensivo y gozaron de varias ocasiones para igualar el partido pero Paco Sedano lo evitó con dos intervenciones de mérito en dos acciones de Joselito y de Favero. Cuando mejor estaba el Palma en ataque y buscando igualar el partido, el Barcelona tiró de calidad parar marcar el tercero con un lanzamiento de Dyego y asestar otro golpe que resultó definitivo.
Los mallorquines no perdieron la cara al partido pero el tiempo se agotaba. Juanito apostó por Eloy Rojas como portero-jugador pero la reacción no llegó y el Barcelona aprovechó para cerrar el partido y la eliminatoria con dos goles más de Ricardo y Sergio Lozano.
El Palma Futsal cierra otra temporada más en la Primera División y con los objetivos cumplidos tras disputar la Copa de España y el playoff por el título pero no podrá repetir las semifinales de las dos últimas temporadas. En el Palau Blaugrana se cerró el telón de la temporada oficial y fue la despedida de Juanito en el banquillo balear y el último partido como profesional de Antonio Vadillo después de dos décadas en la máxima competición y con un currículum extraordinario.

Deja un comentario