Publicidad




El Palma Futsal no tiene piedad del Gran Canaria y gana por 6-1

El Palma Futsal demostró desde el inicio el hambre de victoria que tenía el equipo y se hizo dueño y señor del juego desde el inicio. Nada más iniciar el partido los de Antonio Vadillo dispusieron de varias ocasiones de gol que no consiguieron culminar. Tomaz, Maico y Paradynski avisaron de las intenciones del cuadro local y el premio acabaría llegando en el minuto nueve. Eloy Rojas servía un saque de esquina que Diego Quintela convería en gol con un gran disparo al primer toque (1-0). El gol no conformó a un Palma que buscaba con insistencia el segundo tanto y a punto estuvo de firmarlo Joselito con un disparo que se estrelló con la madera. Precisamente el gaditano fue el autor del segundo tanto del conjunto verde pistacho con un colocadísimo disparo cruzado que batía al meta rival (2-0).Parecía tener el partido controlado el Palma pero en la primera llegada peligrosa del Gran Canaria los mallorquines se complicaron el partido. Una recuperación amarilla dejaba a Gonfaus solo ante Carlos Barrón y el pívot definió a la perfección y recortaba distancias (2-1). La reacción local fue inmediata y David Pazos devolvía la tranquilidad con un excelente disparo que se colaba por la escuadra de la portería defendida por Igor García (3-1).La primera parte no dio para más y los jugadores de Vadillo se marchaban a vestuarios con una renta de dos goles, que pudo ser mayor. En la reanudación el Palma seguía teniendo el claro dominio de la posesión aunque no llegaba a la puerta rival con la misma claridad que en la primera mitad. Sin embargo, el equipo se mantenía sólido en defensa. Prueba de ello es que Barrón no tuvo que aparecer hasta el minuto nueve a un gran disparo de Ayose. Parecía despertar el Gran Canaria pero el Palma volvía a coger las riendas del juego y lo intentaba con disparos lejanos a los que respondía bien Igor García. Pero en uno de estos llegó el gol de la tranquilidad. Joselito servía un córner a Eloy Rojas que pegaba un zapatazo de primeras que sorprendía al meta rival (4-1). Este tanto noqueaba a la escuadra canaria que volvía a sucumbir al dominio pistacho que seguía probando a un Igor que firmó paradas de todos los colores.
Nada pudo hacer el guardián del Gran Canaria al disparo de Lolo que sorprendió a los rivales con un xut sin prácticamente espacio y que se colaba en la red, ni al potente disparo cruzado de Maico, que ponía el 6-1 definitivo en el marcador. A pesar de la diferencia en el marcador, el técnico canario, Suso Méndez decidía poner portero-jugador para tratar de reducir distancias pero era imposible y el partido se cerró con un claro 6-1 para los locales.

Publicidad

Deja un comentario