Publicidad

Can Eduardo

Publicidad




El Palma Futsal se prepara para recibir mañana al Barcelona Lassa en la copa

El Palau Municipal d´Esports de Son Moix vivirá una noche mágica este martes a las 20.30 horas ante el Barcelona Lassa. El templo balear se vestirá de gala para recibir la Copa del Rey por tercera temporada consecutiva. Y por tercera vez tendrá que luchar frente a uno de los grandes del fútbol sala nacional para mantenerse con vida en la competición. En mente, el recuerdo de uno de los partidos más extraordinarios que ha albergado el recinto con la semifinal ante el mismo Barcelona y cuya victoria sirvió para jugar la primera final de la historia. Son Moix señaló el camino con una grada que se entregó como nunca antes se vio en un partido y que supuso un antes y un después. Antonio Vadillo, técnico del Palma, ha reconocido hoy que el partido “va a ser muy complicado porque nos vamos a enfrentar a uno de los mejores clubes de fútbol sala” pero apunta que “para los jugadores lo mejor que hay es enfrentarte a estos equipos porque es lo que te apetece, motiva, nos gusta y es una bendición”. El entrenador destaca el papel que jugará la afición en el encuentro: “La afición nos tiene que ayudar mucho, que Son Moix haga de sexto jugador y que nos ayude en los momentos complicados, que los habrá durante el partido, estamos trabajando para que los momentos complicados sean los menos y creo que lo demostramos ante el Movistar Inter” afirma Vadillo, que añade que “estamos muy ilusionados, con muchas ganas y, por lo menos, disputar la eliminatoria hasta el último segundo”

Deja un comentario