Publicidad




El Palma Futsal vence al Santa Coloma y pasa a cuartos de la copa

El Palma Futsal sigue adelante en la Copa del Rey de fútbol sala tras ganar 1-2 en la pista del Industrias Santa Coloma y accede a los cuartos de final por quinta vez en su historia en las nueve participaciones en la competición. Los baleares resolvieron la eliminatoria en la primera parte exhibiendo una gran efectividad en un partido en el que dispusieron de pocas ocasiones ante la portería rival y en el que supieron sufrir en los últimos minutos de partido tras el tanto local. Solo le queda un paso para acceder a la final a cuatro que se estrenará esta temporada en el nuevo formato que estrena la competición de este año.

No era una eliminatoria fácil. De nada servía el recuerdo de la goleada liguera. Poco tenía que ver este partido con uno de fase regular. La pista de Santa Coloma es más difícil de lo que se desprende de los seis tantos de la Liga y se vio en un partido en el que los de Antonio Vadillo tuvieron que sufrir para llevarse el billete para los cuartos de final. La magia de la Copa del Rey, a partido único, se impregna de emoción, tensión y en el que cualquier equipo puede ganar. Todos los factores confluyen en un único partido y los equipos tienen que ir de cara sin especular ni hacer cábalas. Así salió el Palma Futsal, con la idea clara de no conceder en defensa y decidir en las ocasiones que tuviera. Ser infalible en las áreas es el primer paso para salir vencedor de una eliminatoria de estas características. Los mallorquines trataron de imponer su juego pero no fue sencillo ante un rival que veía en la Copa del Rey su gran oportunidad de dar un golpe sobre la mesa. El Palma sacó el traje de obrero y trabajo sin prisa pero sin pausa, sin excesivos riesgos y sobre seguro. Los locales tantearon la portería de Nico Sarmiento en varias ocasiones pero el argentino estuvo espléndido bajo los palos dando mucha seguridad. Los isleños marcaron la primera ocasión clara que tuvieron, una gran combinación entre Lolo y Diego Nunes que culminó el brasileño con el primer tanto del encuentro. En una eliminatoria no puedes perdonar y el Palma no lo hizo. De hecho, Catela se sacó de la chistera una de sus jugadas geniales para marcar el segundo con un gran zurdazo. Dos golpes decisivos que resultaron para la eliminatoria. Los locales insistieron antes del descanso pero entre Sarmiento y la gran función en defensa evitaron que se metieran en el partido hasta los minutos finales.

De hecho, los locales acusaron en exceso el resultado tras el descanso. Si en el primer episodio insistieron sobre la portería rival, en la segunda apenas incordiaron el meta balear. El resultado pesaba como una losa ante un Palma Futsal que jugaba cómodo con la renta de dos goles aunque no podía relajarse ya que un gol podía meter al rival en el partido en cualquier momento. Los minutos pasaron volando y sin incidencias hasta que el Industrias Santa Coloma marcó su único gol. Se abría la eliminatoria. Era lo peor que le podía pasar para el Palma, que tuvo que sufrir para mantener la ventaja y ganar el partido. El tanto local envalentonó a los de Óscar Redondo. Se volcaron sobre la portería rival pero los mallorquines han ganado muchos partidos desde el sufrimiento, la perseverancia y saber interpretar los partidos en defensa. Y este fue otro ejemplo más. Pol Pacheco se estrelló en la defensa rival, en Nico Sarmiento y hasta en el larguero. Ni cuando salió de portero-jugador pudo cambiar el resultado que deja al Palma Futsal a un paso de la ‘Final Four’, la final a cuatro con la que se resolverá este año el campón y que jugarán los cuatro equipos que superen la siguiente ronda de la Copa del Rey.

Publicidad

Deja un comentario