Publicidad

Can Eduardo

Publicidad




El sueño del Movistar Team se trunca al paso por la Bahía de Alcúdia

Esta mañana, a las 05:30 horas, el M32 “Movistar” de Port Calanova arrancaba la Vuelta a Mallorca con el objetivo de intentar establecer un nuevo récord en su categoría. Unas siete horas más tarde, tras pasar por la Sierra de la Tramuntana y después de doblar Cabo Formentor, el catamarán comandado por Iker Martínez rompía un terminal del obenque en la base del mástil y desarbolaba frente a la bahía de Alcudia.
Las condiciones de viento, que habían sido más duras durante la primera parte del recorrido hasta llegar a la zona más al Norte de la isla de Mallorca, se mantenían con unos 20 nudos de intensidad en el momento de la caída del palo y con muy poca ola, lo que sin duda ha sido clave para que la caída fuese limpia y no se produjesen daños en el casco ni en ninguno de los tripulantes a bordo.
Una vez en tierra, Iker Martínez explicaba lo sucedido: ““La verdad es que estaba el mar como un plato y el barco iba fenomenal, ni pantocazos ni nada. De repente uno de los diamantes, que son unas piezas de carbono que acaban en una pieza metálica y van enganchadas al palo, se rompió y el obenque se soltó del palo, lo que hizo que el palo se cayese . Pero bueno, como estaba el mar como un plato y estábamos a sotavento de la isla hemos podido recogerlo tranquilamente y meter todo dentro. El barco no tiene ningún golpe y nosotros estamos perfectos”.

Fotografía: Tomás Moya

Deja un comentario