• Publicidad




    Publicidad

El Urbia Voley Palma se despide de la Copa del Rey

Los dos últimos campeones de la Copa del Rey querían regresar a la final del torneo del KO, y comenzaron la primera semifinal de la 44ª edición que se está celebrando en Melilla demostrando sus armas. Sería el actual líder de la competición CV Teruel quien comenzase con más intensidad. El 7-2 inicial obligó a Marcos Dreyer a resituar a los suyos para recuperar distancia. Urbia Voley Palma lograba acercarse y mantenerse a sólo dos puntos de los turolenses en un intercambio de saques con varios errores que acercaban el desenlace del parcial con un claro dominio de CV Teruel con los puntos de Andrés Villena como factor diferenciador para el definitivo 25-19.  El equilibrio marcaba el arranque del segundo parcial, con Urbia Voley Palma intentando recuperar su lugar ante un CV Teruel que cedía el control del ritmo de juego, pese al apoyo de su afición.  Las distancias eran ínfimas y los constantes errores en el saque impedían continuidad en el juego de ambos conjuntos, pero con el dominio del conjunto de Marcos Dreyer en el marcador. La distribución de Ricardo Perini y la serenidad balear en los compases más comprometidos del set les permitió completar un gran set para igualar el marcador tras un saque errado por Augusto Renato Colito. Urbia Voley Palma crecía en el choque compitiendo con un sólido CV Teruel pero los vigentes campeones de las tres competiciones nacionales mostraron su mejor versión en el Pabellón Javier Imbroda de Melilla. Con más continuidad en sus acciones, los pupilos de Miguel Rivera afianzaban su control del choque pese a los constantes intentos de Urbia Voley Palma por igualar. Andrés Villena continuaba con su acierto en remate para retomar su equipo el control del encuentro. La emoción, la tensión y el espectáculo volvían a ser la dinámica del choque. Los baleares buscaban el desempate, redoblando esfuerzos para superar la buena dinámica de los aragoneses. Los constantes empates llevaban el parcial a un igualado desenlace donde la guerra de nervios se alargó más allá del punto veinticinco. Urbia Voley Palma salvaba dos bolas de partido para disponer de dos oportunidades de alcanzar el tiebreak  que no pudo aprovechar. A la tercera un bloqueo de Fornés devolvía a los aragoneses a una final donde esperan rival. 

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.