Publicidad

Can Eduardo

Publicidad




El Ushuaïa Eivissa se queda a las puertas de la final de copa

Un espectacular desempate decidió el nombre del primer finalista de la XLV Copa de SM El Rey que se está celebrando en el PAlau Municipal de Son Moix en Palma de Mallorca. Unicaja Costa de Almería y Ushuaïa Ibiza Vóley protagonizaron un excepcional encuentro resuelto en un agónico desenlace a favor de los almerienses en el tiebreak (25-22/22-25/19-25/26-24/17-15). Los 26 puntos de Pablo Kukartsev marcaron la diferencia a favor del vigente campeón para reaccionar ante el buen juego de los pitiusos que no acusaron el cansancio del durísimo encuentro de cuartos de final. Unicaja Costa de Almería inició la defensa del título copero con un sólido primer set. Los pupilos de Manolo Berenguel no acusaron las bajas y mostró su juego homogéneo para controlar a un Ushuaïa Ibiza Vóley que olvidó pronto el cansancio de los cinco sets disputados en la víspera. Fran Iribarne lideraba el juego ahorrador con sus puntos para concretar en el marcador una ventaja, que las acciones de Raúl Muñoz luchaban por enjugar sin recompensa. Ushuaïa Ibiza Voley mejoraría en el arranque del segundo set bajo la dirección de Sergio Ramírez, para mantener el marcador en equilibrio. Los pitiusos apretaban al líder de la Superliga Masculina, obligándole a mostrar su mejor nivel para obtener una renta que se alargaría tras dos tarjetas rojas mostradas al cuadro balear. Una circunstancia que enrabietó al cuadro de Aitor Barreros, que con los puntos de Raúl Muñoz y Wallaf Oliveira igualó el marcador tras un excepcional punto igualar a sets. La igualdad se rompería en el tercer parcial con un gran conjunto balear. Aitor Barreros hacía a su equipo mostrar su mejor juego colectivo. Los bloqueos de Stefano Nassini y la acertada distribución de Sergio Ramírez lanzaban a los baleares, ante un bloque ahorrador que no conseguía encontrar su lugar en la pista. Pablo Kukartsev lideraba los intentos de  reacción de los pupilos de Manolo Berenguel por enjugar la ventaja pitiusa, que cerraba el set con una pipe de Raúl Muñoz. Unicaja Costa de Almería no quería ceder el trono de la Copa del Rey y los ahorradores dieron su mejor versión para forzar el desempate. Los jugadores de Manolo Berenguel se lanzaban con un excelso Pablo Kukartsev, imparable en ataque, logrando nueve puntos en el cuarto set para contrarrestar el juego colectivo del cuadro de Aitor Barreros, que se sobrepuso a la lesión de Yassine Abdelhedi en los primeros compases del set. Los almerienses conseguían el objetivo y el choque se decidiría en el tiebreak. 

Deja un comentario