Publicidad

Can Eduardo

Publicidad




Final brillante para la Copa del Rey Repsol de barcos clásicos

El Rey Felipe VI se embarcó en el Giraldilla para competir en la última jornada de la Copa del Rey Repsol que organiza el Club Marítimo de Mahón. Los líderes no fallaron y afianzaron la victoria tras una regata costera de 16,49 millas, a excepción de los Época Cangreja que navegaron 8,02 millas, con salida en la bocana del puerto de Mahón, desmarque al este de la Isla de Colom y llegada dentro de la rada mahonesa. La salida se dio con unas condiciones de 10 nudos de Gregal (NE) pero el viento, aunque se mantuvo estable en cuanto a dirección, bajó hasta los 7-8 nudos. No hubo sorpresas y el Kelpie (1903) de Pelham Olive hizo pleno de primeras posiciones para repetir la victoria que consiguió en la edición de 2016 de la Copa del Rey Repsol. El Marigan (1898) de Tim Liesenhoff, fue segundo en la general. La lucha por la tercera posición la protagonizaron el Ilex (1899) y el Gipsy (1924). Aunque hoy el Gipsy de Ricardo Rubio fue tercero, el Ilex de Germán Ruiz mantuvo la tercera posición en la general con sólo un punto de ventaja frente al Gipsy. El Cippino II (1949) de Daniel Sielecki, con Martín Billoch a la caña, defendió con garra el título de campeón en Época Bermudiana (barcos botados hasta 1950 con vela triangular).
Si bien el Santana (1938) de Wendy Schmidt fue el velero más rápido en tiempo real, el Cippino II se adjudicó la tercera victoria en tres pruebas, relegando a Schmidt y su tripulación a la segunda plaza. El podio lo completó el Fjord III (1947), barco hermano del Cippino, ambos, al igual que el Joanne (1948), diseñados por el arquitecto naval argentino German Frers.
Espectacular remontada del Galvana (1974) de los hermano Pella que empezó la competición en la quinta posición y hoy se colocó en le segundo puesto de la general. Esta embarcación, que en todas las pruebas ha sido la más veloz en tiempo real, ha tenido que exprimir al máximo su rendimiento para conseguir sobreponerse al fuerte rating que se le aplica. La otra sorpresa del día la dio el Argos (1964). La embarcación de Barbara Trilling llevaba dos jornadas seguidas ganando y hoy cayó a la cuarta posición, resultado que le permitió mantener el primer puesto y ganar en Menorca por cuarta vez. La tercera posición general, empatando a 9 puntos con el Galvana, fue para el Giraldilla (1963), velero a bordo del cual hoy compitió SM el Rey Felipe VI, quien llevó la caña del que fuera barco de su abuelo, Don Juan de Borbón. Tampoco hubo ningún sobresalto en la clase Espíritu de Tradición en la que el Legolas (1996) de Jens Ricke se alzó por primera vez como campeón de la cita menorquina de barcos clásicos. El Lohengrin (1974) cumplió también con los pronósticos y fue segundo en la manga del día, a seis minutos del Legolas en tiempo compensado, y se hizo con el subcampeonato. Por su parte, el Stiletto (1961) de Scot Yeates, mantuvo la tercera posición general.
La entrega de premios de la XV Copa del Rey Repsol pondrá el broche de oro a esta nueva edición de la prueba de barcos clásicos que ha organizado el Club Marítimo de Mahón. Su Majestad el Rey Felipe VI, que hoy compitió a bordo del Giraldilla, presidirá la ceremonia de entrega de premios que se llevará a cabo en la terraza del club.

Deja un comentario