Publicidad

Can Eduardo

Publicidad




Miguel Cordero, objetivo blanquiazul

Miguel Cordero. FOTO: WEB Cartagena.

Las buenas relaciones entre Cartagena y Atlético Baleares, desde el pasado verano surgidas en el stage de Pinatar Arena y que cristalizó con la llegada del jugador de Botafogo Vinicius Tanque, podrían traducirse en otras incorporaciones en los próximos días.

La llegada del futbolista lebrijano, Miguel Cordero. Un futbolista con buen manejo del balón con las dos piernas. Buena colocación, poseedor de un buen disparo tanto a balón parado como en movimiento, que sabe dar ese último pase de gol que los delanteros suelen aprovechar y sobre todo, que cuenta con experiencia en la categoría. 

El pasado verano  lograría el ascenso a Segunda División, tras eliminar al Atlético Baleares en la fatídica tanda de penaltis, donde Samuel Shashoua y Jorge Ortiz no acertaron desde los once metros en la eliminatoria de campeones, tras haber sido líderes del Grupo IV tras la finalización de la liga regular por el coronavirus.

Deja un comentario