Publicidad

Can Eduardo

Publicidad




Victoria con sufrimiento del Palma Futsal ante O’ Parrulo

El Palma Futsal sufrió para superar a un gran O Parrulo Ferrol en Son Moix pero los hombres de Antonio Vadillo lograron una importantísima que deja la clasificación para la Copa de España apalabrada. Los dos tantos de Diego Quintela y el de Eloy Rojas, de falta directa, dieron el triunfo a los mallorquines por tres goles a dos.
El conjunto gallego no viajó a Mallorca a verlas venir y trató de disputar la posesión de balón desde el primer minuto. En el arranque de encuentro no hubo dominador claro y, aunque no hubo muchas ocasiones en el tramo inicial, el marcador no tardaría en moverse en ambos sentidos. A la primera oportunidad clara de gol, Raya conectaba un disparo mordido que golpeaba en un jugador y despistaba a Nico Sarmiento para adelantar a los de Ferrol a los tres minutos de juego (0-1). La alegría visitante duraría poco porque sólo un minuto después Eloy Rojas volvería a igualar el resultado gracias a un gol de falta directa (1-1).Los hombres de Antonio Vadillo no aprovechaban su momento y el partido se volvía a igualar en el juego aunque los isleños seguían llegando más a la meta rival. A cuatro minutos del descanso llegaba el premio en una jugada rápida en transición de los locales en la que Joselito se sacó de la chistera un pase de fantasía para regalar el gol a Diego Quintela a puerta vacía y adelantar al Palma (2-1).
El descanso sirvió para que ambos conjuntos tomaran un respiro y volvieran a la cancha a seguir combatiendo. Tras el parón el partido aumentaba su ritmo. La intensidad defensiva permitía más situaciones de contrataque para que el juego cogiera un ritmo frenético. Fue precisamente después de un buen trabajo de presión defensiva que llegaría, de nuevo, el premio al Palma. Recuperaba el balón Diego Quintela y él mismo se encargaba de perforar la meta rival para abrir una pequeña brecha en el marcador (3-1). La presión seguía creando estragos en O Parrulo. El Palma había adelantado líneas definitivamente y creaba muchos apuros al rival. Tomaz recuperaba dentro del área pero no conseguía conectar con Paradynski. El propio pívot brasileño tuvo una nueva oportunidad de marcar en carrera tras otro robo pero no encontró puerta. Se sucedieron las oportunidades locales en contrataque pero en ninguna de ellos se acababa embocando el balón en la portería. Con el paso de los minutos el cansancio hacía perder eficacia a la presión mallorquina, aunque estos seguían controlando el partido, en este caso, con jugadas de ataque en estático más elaboradas que tampoco acababan de encontrarse con el gol de la tranquilidad. Sarmiento apareció con una doble intervención para evitar que aparecieran los nervios en la recta final del partido. La doble ocasión de Isma sería un aviso de lo que vendría inmediatamente después. Dani Chino se daba la vuelta dentro del área palmesana para batir a Nico y dejar el partido abierto a seis minutos del final (3-2). El Palma no se desanimó tras el gol y mantuvo a los rivales lejos de la meta de Nico hasta que el técnico rival, Diego Ríos, decidió poner portero-jugador en pista. Con ataque de cinco Jacobo obligó a emplearse al máximo al portero argentino del Palma que evitaba el empate a poco más de un minuto del final.

Deja un comentario